Mamis y papis ¿Sabían que el 85 % del intelecto, personalidad y habilidad de los niños se cultivan en los primeros cinco años de edad?

Hoy en día la estimulación temprana ha cobrado mucha relevancia. Actualmente existen algunas dificultades que impiden el proceso de aprendizaje de una gran parte de niños y bebés, sobretodo la situación se agrava cuando estas dificultades se suscitan en grandes ciudades.

Ante esta problemática, muchos especialistas en infantes han puesto énfasis en el desarrollo neurológico de niños y bebés, ya que es vital para el desarrollo del ser humano en los primeros cinco años de edad, período donde desarrollan todas sus aptitudes y actitudes.

Es por eso que es necesario conocer la siguiente definición:

Estimulación Temprana Definición

que es estimulacion temprana

«La estimulación temprana es el conjunto de actividades, técnicas y ejercicios aplicados a niños y bebés con una metodología científica y sistemática, desde su nacimiento hasta los 6 años de edad, que contribuyen a impulsar el desarrollo óptimo de sus capacidades cognitivas, motrices, comunicativas y sociales – emocionales».

¿Por qué es importante la estimulación?

Porque en los primeros cinco año de edad, el cerebro se desarrolla rápidamente, además de determinar que conexiones cerebrales almacena y elimina.

También el empleo repetitivo de estimulaciones permite realizar conexiones cerebrales más fuertes, mientras que las conexiones inactivas se debilitan o desaparecen.

Por lo tanto el estímulo temprano está basado en la premisa que un refuerzo constante de una amplia gama de experiencias positivas ayuda a incrementar el desarrollo del niño en los primeros años de edad.

Ahora conociendo su importancia nos hacemos la siguiente pregunta:

¿Para qué sirve la estimulación temprana?

Sirve para potenciar y desarrollar las capacidades de los bebés y/o niños además agilizar la adaptación al entorno que lo rodea.

El objetivo es crear interconexiones neuronales muy sólidas para seguir reforzando las capacidades de percepción y aprendizaje sean mayores, con la finalidad de que las habilidades y destrezas sean más sólidas y confiables.

Para lograr todo esto, el estímulo se enfoca en las siguientes áreas de desarrollo de mayor impacto, las cuales son:

Áreas de Estímulo de Desarrollo del Bebé y/o Niño

Motor grueso

Conocida como motricidad gruesa, se refiere a los cambios de la posición corporal y a la capacidad para mantener el equilibrio, es decir, utilizar el cuerpo de manera hábil con una óptima postura y movilidad.

Entonces en los bebés, el motor grueso es el primero en aparecer, desde que el bebé comienza a sostener su cabeza, sentarse solo, cuando gatea, camina, corre, salta, sube las escaleras, entre otros.

Motor fino

Conocida como motricidad fina, se refiere a los movimientos finos coordinados entre las manos y los ojos. Es la utilización de las partes individuales del cuerpo, además de otros músculos pequeños.

Entonces en los bebés, el motor fino aparece un poco más tarde, cuando el bebé descubre sus manos, observándolas y moviéndolas para intentar coger los objetos a su alrededor.

Para un mejor desarrollo de la motricidad fina se realizan tareas a los bebés como dar palmaditas, intentar armas torres de piezas, tapar o destapar los objetos, uso de las tijeras para cortar, entre otros.

Cognitiva

Se refiere al tratamiento y comprensión de la información. Esta área permite desarrollar las capacidades sensoperceptuales, emitidas por los sentidos.

El área cognitiva es importante para que el bebé y/o niño pueda adaptarse al mundo que lo rodea, repleto de conocimiento sobre las personas, símbolos, objetos que le van a permitir solucionar los problemas.

Discurso – Expresión – Lenguaje

Se refiere a la capacidad de comprensión, expresiva y gestual del bebé y/o niño, además de la capacidad de articular sonidos y palabras.

Al principio los bebés se comunican a través de balbuceos, sonrisas y llantos hasta adquirir un lenguaje más fluido para luego dominar la comunicación verbal.

Sensorial

Se refiera al tratamiento y exposición de todos los sentidos (auditivo, táctil, visual, etc).

Se relaciona al ingreso de información del entorno al sistema nervioso mediante los sentidos con la finalidad de elaborar sensaciones y percepciones.

En el bebé la captación de los estímulos es el inicio del proceso de la memoria, donde la atención y percepción juegan un papel importante. Luego la información almacenada será para operar y razonar por parte del bebé.

Autosuficiencia

Se refiere a las habilidades requeridas para hacerse más independiente (Autoalimentación, su propia vestimenta, entre otros)

Se desarrolla la autonomía, una autoestima alta, autoconfianza y maduración de los bebés y/o niños.

Socio – Emocional

Se refiera a la capacidad del bebé y/o niño de actuar recíprocamente con otros para jugar, para compartir.

El área socio – emocional incluye las experiencias de socialización y afectivas del bebé y/o niño, por eso es importante en esta etapa brindarle mucho amor, atención, cuidado y seguridad con la finalidad de que sea capaza de relacionarse con otros niños.

Todo lo expuesto anteriormente es posible desarrollarlo a través de las:

Técnicas de Estimulación Temprana

tecnicas de estimulacion temprana para bebes

Te mostramos algunas de las técnicas más comunes:

De 0 a 3 meses

  • Masajes en brazos, manos, piernas, pies y abdomen.
  • Mecer suavemente al bebé acostado boca arriba.
  • Colgar un juguete llamativo en la cuna del bebé.
  • Cantarle y hablarle en voz tierna.

 

De 4 a 6 meses

  • Masaje en el pecho, cabeza y espada.
  • Mostrarle un juguete llamativo y acercárselo para que lo agarre.
  • Taparle la cara con una tela y ayudarle a que se la quite.

De 7 a 9 meses

  • Jugar a la pelota con él.
  • Acostumbrarlo a la posición de gateo.
  • Hacer movimiento de manos y cabeza para que el bebé imite.

De 10 a 12 meses

  • Mostrarles como tomar objetos pequeños.
  • Jugar a dar y pedir.
  • Ayudarlo a ponerse de pie.
  • Cantarle canciones sencillas para que imite.

De 13 a 15 meses

  • Parado, darle empujoncitos.
  • Mostrarle como poner un cubo sobre otro.
  • Mostrarles objetos de uso común y pedirle que los señale.
  • Amarra una cuerda a un juguete y mostrarle que lo puede jalar.

De 16 a 18 meses

  • Elaborar preguntas sencillas.
  • Darle órdenes sencillas acompañadas de gestos.
  • Pedirle que imite la acción de comer.
  • Darle papel y crayola para trazar líneas.

De 19 a 21 meses

  • Enseñarle a doblar telas y ropa.
  • Jugar a patera la pelota.
  • Darle un rompecabezas.
  • Darle tres cubos y pedirle que imiten un tren.
  • Darle papel y crayolas para imitar trazos.

De 22 a 23 meses

  • Darle frascos con tapa de rosca para que la gire.
  • Enseñarle a saltar.
  • Enseñarle dibujos para que los nombre.
  • Darle seis cubos para que haga torres.

De 24 a 36 meses

  • Correr o saltar con diferentes ritmos (rápido, lento, detenerse).
  • Arrugar papel y hacer bolitas con los dedos.
  • Jugar lotería respetando turnos.
  • Dar órdenes de acciones que impliquen el uso de partes de su cuerpo.

De 36 a 48 meses

  • Jugar a imitar el caminado de diferentes animales (pato, rana, lagartija)
  • Jugar a vestir y devestir (subir y bajar sierres, abrochar botones, etc.).
  • Jugar a agrupar objetos (por color, forma, tamaño).
  • Mantener una conversación con él.

En conclusión el centro de estimulación temprana para bebés y/o niños es de vital importancia para desarrollar sus capacidades y adaptarse a su entorno de manera rápida. Cabe recalcar que el rol de ustedes mamis y papis es necesario para acompañar en este proceso a nuestros hijos.